martes, 23 de febrero de 2010

Biografía de Manuel Belgrano

Les comparto un texto que escribí para el libro de Ciencias Sociales de 4to, editorial AZ, en el año 2007. Me pidieron 12 biografías de distintas personalidades argentinas. Quería que fueran biografías diferentes, creativas, novedosas. Por eso, para los próceres, escribí monólogos interiores. Aquí está el primero.


Así pensaba… MANUEL BELGRANO

¿Debo ser yo quien desobedezca órdenes del gobierno? ¿Debo actuar contra la patria, pero a favor de mis ideales, de la lucha por la libertad? No es contra la patria que me enfrento, es contra unos gobernantes que carecen de espíritu. No puedo permitir que un grupo de hombres me diga que debo hacer… A mí… Manuel Belgrano… He combatido en muchas batallas defendiendo a mi tierra… Y ahora aquí, en Tucumán, buscando la libertad, persiguiendo al enemigo.

Hace horas que combatimos, ¿cuándo se rendirán? Este día de 1812 parece el más largo de mi vida… Eterno… El humo y el fuego no me deja ver bien… Sé que muchas veces obré de forma incorrecta…, pero no es excusa. Combatí en Paraguay… Me enviaron a esa Campaña, con un ejército débil, escaso… y sin embargó luché. Me enfrenté a Velazco. Hice lo que mi patria me demandaba… ¿Soy el malo? ¿Y así me agradecen? Con obstáculos en mis ideales… No puedo creer que me hayan enjuiciado… Despojado de mi cargo… Suspenderme de mis funciones… Ellos cometen errores también. Todos cometemos errores, somos humanos… Yo supe perdonar, los entendí. Mis soldados… Fieles, siempre me defendieron… Y ahora esto… Esta nueva traba en mi carrera. Otra vez tanto humo… No me deja ver bien… ¿Quién me llama?

–General Belgrano. El enemigo está retirando sus tropas. Están huyendo hacia Salta.

–Excelente información soldado. Ha sido de gran ayuda su lucha en esta batalla. Dígame su nombre.

–Soldado Dorrego. Manuel Dorrego, a su servicio, General.

–Gracias, soldado. Regrese a su posición. Dígale a sus compañeros que ha sido una gran victoria.

¡Qué valentía! Soldados luchando valientemente, por la libertad… por la patria. Soldados llenos de energía, dispuestos a dar su vida. Y no fue tarea fácil… Aquel día que llegué… Me encontré con un grupo de soldados sin rumbo, sin estrategia… Sin esperanzas. El ejército del Norte completamente desmoralizado. Tuve que ponerme firme, duro… No fue fácil…, pero sé que sin ellos todo esto no hubiera sido posible. Gracias a ellos… No gracias al gobierno. Creé la bandera… Máximo símbolo patrio... ¿Cómo puede ser que el gobierno repruebe mis actos?

La jura de la bandera en febrero de 1812… y después otra vez el 25 de mayo… Siempre el gobierno estuvo en contra. Pero con esta victoria entenderán mis metas…, mis objetivos de libertad. He decidido desafiar al gobierno, pero colocarme del lado del pueblo y luchar… Del pueblo heroico que combate contra realistas por una patria libre e independiente. Esas son las luchas verdaderas… Casi un día de batalla… Pero al fin se han retirado. Es una victoria, pero no el éxito total… debemos continuar. Y si nuevamente debo desafiar al gobierno, así lo haré… No son ellos los que luchan por la patria… Son estos valientes soldados… La victoria es de ellos… El 24 de Septiembre de 1812 será recordado… Aquí en Tucumán, y en todo el Río de la Plata… Una batalla ganada… Y seguiremos por más: será Salta nuestro próximo destino; nuestra próxima contienda, en busca de la libertad y la rendición española.

1 comentario:

sonoio dijo...

debe haber sido bastante maravilloso el proceso de ponerte a pensar como manuel belgrano, unos instantes sentirte ese hombre!

abrazos darío