LIBRO JAG SAMEAJ - OFERTA

sábado, 22 de agosto de 2009

Vista de Lince

He aquí, un nuevo cuento. Una editorial me había pedido un cuento sobre aceptarse a si mismo, tal cual somos. Y surgió este cuento. Espero lo disfruten.

saludos


VISTA DE LINCE

Todos sabemos, y para los que no lo sabían, se los cuento, que los linces tienen una vista fabulosa. Pueden ver a la lejanía, cualquier cosa. Pero en esta historia, Linceo, el lince tiene un pequeño problema en la vista: Es miope. Cada día cuando se levantaba, se tropezaba mínimo tres veces con su cama, dos con su escritorio, y cuatro con la mesa de la cocina. ¡Linceo veía poco y nada! Estaba cansado de golpearse y golpearse y de perderse por no ver dónde estaba. Entonces tomó una decisión: Pidió ayuda.
Linceo golpeó la puerta del búho, en el bosque donde vivía, y le explicó el problema que tenía. El ave escuchó con mucha atención, y cuando el felino terminó su relato, el búho le pidió que aguardara un rato, porque él tenía una respuesta.
El ave apareció nuevamente en la habitación, con un par de anteojos. Linceo lo miró extrañado y le dijo que él no podía usar lentes… ¡Que un Lince no podía usar anteojos!
–Esta es la mejor solución. Podrás ver de cerca y de lejos; lo grande y lo pequeño; lo lindo y lo feo. Podrás ver todo lo que antes te perdías.
El lince dudó unos segundos, miró intrigado los anteojos y se los probó. Entendió que usar lentes no era tan malo. Y así termina la historia del único lince que no veía nada, y comienza la historia de Linceo, el lince que todo veía.

17 comentarios:

viktor Sack dijo...

esta groso esto. Me estare pasando para leer estas cosas. ayudan mucho a la imaginacion, saludos!

encaracolada dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CLAUDIO KAPPEL dijo...

Darío, gracias por visitar el blog, y muy bueno el tuyo!
Un abrazo,
Kappel

lelis dijo...

mmmmis observaciones, a veces hasta me confunden a mi...igualmente no lo llamaria reflexión,solo lo escribí quizas sin pensar...pero es verdad,QUIÉN LE CREE A DIOS??todos creen en Dios...Jesús dijo que no iba a ser facil seguirlo( nuestro ego puede mas!)...y en cuanto a la paciencia...te doy toda la razón...
como veras sigo tu blog, porque para mí es un placer y deleite!!!
besos,y cuidate!!!

lelis dijo...

pasé de por aquí otra vez,con un poco mas de tiempo...y escudriñarlo a fondo.

Darío Levin dijo...

Gracias a todos por sus comentarios!!! saludos

Dimas dijo...

Navegando caí en tu blog, esa historia de Linceo está buena da ganas de ilustrarlo hacerla, un comic...jejeje...y lo mismo la de la bicicleta que da energía tambien está bueno....Saludos

Férguson Calviño dijo...

En la Argentina existió un gran colorista de la revista Antiojito que era daltónico!!!
La verdad que hacía cosas extraordinarias!!!!

Salú, Darío. Siempre impecable!

Itziar San Vicente dijo...

preciosa historia. gracias por tu comentario!

Anónimo dijo...

Hola dario! Me encanto la historia! Muy bueno el buho!..Porque si fuera otro animal no lo ayudaria. Pobre el lince que se chocaba con todo pobrecito..Q lastima!!..
Ami me parese que la enseñansa es pedir [b]SIEMPRE[/b] ayuda.
Chau Dariitoo!! (L

Cata y cele(L)

Anónimo dijo...

Hola dario! Me encanto la historia! Muy bueno el buho!..Porque si fuera otro animal no lo ayudaria. Pobre el lince que se chocaba con todo pobrecito..Q lastima!!..
Ami me parese que la enseñansa es pedir SIEMPRE ayuda.
Chau Dariitoo!!

Cata y Cele
5to Primaria - Huerto - Rosario

Anónimo dijo...

“De tanto usar lentes al reflejarse con el sol se dio cuenta que le molestaba .Entonces decidió dejarlos, pero así no veía.
Una vez iba caminando sin lentes tropezándose con todo y lo vio un alce y le dijo tengo unas gotas mágicas y así podrás ver, el le dijo que si y se las puso al fin vio bien y no tenia que usar lentes que les quedaban mal.”

Así nos hubiera gustado más......!!!!

Franco y Ignacio, 6to Primaria, Huerto – Rosario.

Darío Levin dijo...

Cata/Cele: gracias por los elogios. Tienen razón: hay que aprender a pedir ayuda cuando no podemos o no sabemos hacer algo, porque algún día, nos pediran ayuda a nosotros.

Franco/Ignacio: me gusta el final que se les ocurrió. Pero no le quedaban mal los lentes... Sólo pensaba que le podían quedar mal. Al final estuvo muy contento de poder usarlos.

saludos a todos.

Anónimo dijo...

El lince no aceptó los lentes, los tiró y después se los comió. Pero el ave le trajo otro. El lince se fue y no volvió por uno días; mientras no volvía se golpeó con todo lo que tenía al frente.
Cuando volvió, le dijo al ave: “tienes razón, necesito urgente lo lentes”
El ave se lo dio pero con una condición: que no te lo saques y lo arrojes más. El lince lamentando no haber vuelto antes, dijo: está bien y el lince aprendió una lección: “usar lentes no es tan malo”.

Ornella y Camila
6to Rosario Argentina

Anónimo dijo...

HOLA !!
LA VERDAD ME GUSTARON MUCHO LOS CUENTOS!!
NOS DEJAN MUCHAS ENSEÑANSAS...
ESPERO QUE LEAS MI COMENTARIO !Y EN EL COLEGIO ME HICIOERON CAMBIAR EL FINAL ASI QUE...
Mi final es que:
El lince no acepta esos lentes así que el búho le entrega lentes de contacto para que parezca que no tiene nada y el lince… ¡se los agradece!

María Victoria 6º grado Primaria Huerto-Rosario.

Anónimo dijo...

Groso!

Gi dijo...

ayyyy! es muyyy linda esta historia! gracias por comentar en mi caperucita con anteojos! jajaj justo encontré una historia de un miope! :) me pareció muy tierna! se la acabo de leer a mi hermano!
Algún día de estos me pongo a dibujarlo!

Si tenés algún texto que quieras postear en Espacio Ilustrame tb podría ser un disparador para todos los que tengan ganas de ilustrarlo.
Besos