LIBRO JAG SAMEAJ - OFERTA

jueves, 10 de abril de 2014

Ciencia Ficción para chicos - V

Muy cerca de un nuevo libro de ciencia ficción para chicos, les traigo un texto sobre el futuro. Un futuro que podría ser real o imaginario, pero poco prometedor.
Que lo disfruten!

OXIGENADORES

Un grupo de nueve hombres vestidos con overol oscuro, guantes de cuero desgastado, cascos y máscaras de oxígeno excavan en una gruta profunda en algún recóndito lugar del Planeta Tierra. Afuera, el cielo gris y el aire pesado no deja ver más allá del área de trabajo. En el año 2.711, la contaminación es tan extrema que los hombres deben usar máscaras de oxígeno todo el día, y sólo pueden quitárselas en lugares especialmente preparados para respirar aire puro. Esos lugares son pocos y no se encuentran fácilmente, y quienes pueden acceder a ellos son personas con alto poder adquisitivo o con cargos importantes en el gobierno terrestre. La causa principal de esta situación es el humo y residuos tóxicos arrojados durante años por las fábricas, sin reparos en los problemas que ocasionarían. La contaminación en el aire producido por éstas perjudicó a toda forma de vida en el planeta. Los animales, plantas y alimentos naturales se vieron seriamente amenazados, y se debieron construir reservas para su preservación. Sin embargo, muchas especies desaparecieron, y otras tantas mutaron.
                Es por eso que grupos especializados, llamados “oxigenadores”, recorren el mundo en busca de túneles subterráneos, donde el humo no ha llegado, y donde el aire aún es puro. Es un trabajo difícil, que consume muchas vidas, pero el beneficio obtenido es muy alto: oxígeno puro para seguir viviendo. En ocasiones tardan meses en extraer el gas, y llevarlo a las ciudades donde se envasa y se comercializa como cualquier otro producto. El oxígeno se compra en supermercados, como si fuera yogur, galletitas, algodón o carne. Pero no todos los hombres pueden ser “oxigenadores”, hay que tener las condiciones necesarias y un espíritu muy fuerte. Por eso, quienes no lo somos, aprendimos a vivir consumiendo el oxígeno que ellos encuentran y venden.
                El costo que se debe pagar por el oxígeno es muy elevado, y muchos hombres no logran sobrevivir mucho tiempo. Aquí, en el año 2.711 los hombres no viven más de veinte o veintiún años. El dinero ya no me alcanza para seguir comprando oxígeno, y la próxima semana cumplo veintidós.


No hay comentarios.: